miércoles, 1 de marzo de 2017

FRIAS

Esta ciudad, está situada al norte de la provincia de Burgos, y es cabecera de municipio de la comarca de Las Merindades, en el partido judicial de Villarcayo.

Ubicada sobre el cerro de La Muela, ve discurrir al río Ebro, a sus pies. Esta posición privilegiada, la ha llevado, desde la antigüedad, a ser enclave estratégico de primer orden, al ser el paso obligado, desde la meseta hacia la costa cantábrica.


En tiempo de los romanos, pasaban por Frías, dos calzadas, una que unía la meseta con la costa norte, y que vadeaba el río 500 metros más abajo del puente actual, y otra que iba hacia la Rioja.

La primera referencia histórica a este lugar, data del año 867, en plena repoblación tras la reconquista.


En el siglo XI, el conde Sancho Garcia, la adquiere, y a su muerte pasa a integrarse en el reino de Pamplona Nájera, antecesor del Reino de Navarra, durante el reinado de Sancho Garcés III el Mayor.

En 1202, el rey Alfonso VIII, la otorga el Fuero de Logroño, para proporcionar al lugar bienestar y la posibilidad de independencia económica. Después pasa a depender de Castilla, y su influencia, se extiende por todo el valle de La Tobalina.

En 1435, el rey Juan II de Castilla, la otorga el título de ciudad, (desde entonces ostenta el dudoso honor de ser la ciudad más pequeña de España), para cambiársela a Pedro Fernández de Velasco, por Peñafiel. Los lugareños, no aceptan de buen grado, y se niegan y no le reconocen como señor. Hubo enfrentamientos, la ciudad fue sitiada, hasta que se rindió, aceptando a Don Pedro.

En 1492, los Reyes Católicos, crean el Ducado de Frías, que otorgan a los Velasco.

El núcleo urbano, está declarado Conjunto Histórico Artístico. Tiene una estructura medieval, en donde los edificios, van ascendiendo por el risco, hasta llegar a la parte alta.


La muralla rodea, hoy solo parcialmente la ciudad, ya que solamente quedan dos puertas, de las tres que tuvo: la Puerta del Postigo y la Puerta de Medina.

El puente, de origen romano, tiene 143 metros de largo, y 9 arcos. En el siglo XIV, se construyó la torre, para poder cobrar el “portazgo”, impuesto de paso, más fácilmente.


El castillo de los Velasco, que corona el cerro, y tiene una vista privilegiada sobre la vega inferior, era eminentemente defensivo, encontramos la primera referencia sobre él, en año 867, en plena reinado de Alfonso VIII. El acabado actual es de hacia finales del siglo XII y principios del XIII. 


La torre del homenaje, está separada del resto y tiene su propio sistema de defensa.


Vemos, desde el castillo, la distribución de las casas, con la iglesia de San Vicente al fondo.



Iglesia de San Vicente.




DOCUMENTACION:  Wikipedia.
TEXTO:   José Casado (Josamez)
IMÁGENES:  José Casado (Josamez)


viernes, 10 de febrero de 2017

PARQUE NATURAL SAJA-BESAYA Y BARCENA MAYOR

Ubicado en la Comunidad Cántabra, fue declarado como tal, en 1988.
Como su nombre indica, está entre las cuencas hidrográficas del Saja y del Besaya. Es, con sus 24.000 ha., el parque natural más grande de Cantabria.


En su interior, se integra la Reserva Nacional de Caza Saja. Son varios los términos municipales que lo componen: Arenas de Iguña, Cabuérniga, Cieza, Hermandad de Campoo de Suso, Ruente y Los Tojos


.
La geografía del parque, está conformada por profundos valles, y altas cumbres, estando entre los 200 metros, y los 2.081 metros del Cueto Ijan, o los 2.061 metros de Pico Cordel.


En las partes más bajas, existen robledales y hayedos en las partes altas, con incidencia también de acebos, abedules y servales.


Encontramos una gran riqueza de fauna:  jabalí, becada, nutria, lobo, águila real, y el corzo. En 1949, se introdujo el ciervo.
Dentro del parque, encontramos la población de Bárcena Mayor. Pertenece al municipio de Los Tojos; está a 495 metros sobre el nivel del mar.


En el censo de 2009, tenía una población de 84 personas. Se dice que es el pueblo más antiguo de Cantabria. En el siglo IX, la zona tuvo una repoblación, agrupándose en pequeños núcleos, alrededor de los monasterios. La iglesia de Santa Águeda de Bárcena Mayor, depende del Monasterio de Santa María del Yermo.



Bárcena, estuvo en manos de la casa de la familia de la Vega, y durante siglos, perteneció a los duques del Infantado, siendo en el siglo XIX, que formó su propio ayuntamiento, integrándose poco después, en el de Los Tojos.
Hace relativamente poco tiempo, que se construyó la carretera que lleva hasta el pueblo, pero hasta entonces, desde Correpoco, era un camino de tierra. De esa época son las siguientes imágenes, en donde podemos ver que el pueblo tampoco estaba tan acondicionado como ahora, con las calles sin pavimentar, y algunas casas sin restaurar.




Fue declarado Conjunto Histórico-Monumental, en 1979. 

TEXTO: José Casado (Josamez)
IMÁGENES NUEVAS: José Casado, Olga Pérez e Irene Casado.
IMÁGENES ANTIGUAS: José Casado.
DOCUMENTACIÓN: Wikipedia.




viernes, 20 de enero de 2017

COMARCA DE CAMPOO-LOS VALLES

La comarca de Campoo-Los Valles, se ubica al sur de la Comunidad de Cantabria. Está formada, por un lado, el Valle de Campoo, con sus tres zonas: Suso (Campoo de Arriba), En medio (Campoo Central), y Yuso (Campoo de Abajo), además de Reinosa, y los tres municipios que forman “Los Valles”, a saber: Valprado, Valdolea y Valderredible.

En la comarca, los lugares más emblemáticos y dignos de visitar serian:

Reinosa.
Nacimiento del Rio Ebro, en Fontibre.
Castillo de Argueso, en Argueso.
Juliobriga, el Retortillo.
Estación de esquí de Alto Campoo, en Brañavieja.

También tenemos numerosos vestigios romanos, en forma de iglesias, colegiatas, etc., pero eso es material de otro post.

Además, tenemos restos medievales, como el Puente de Riaño, o incluso de épocas más remotas, como Los Menhires de Valdolea, que ya fueron objeto de un post anterior.

De Reinosa, los datos más antiguos, la datan alrededor del año 1000, con la denominación de Renosa; “Aldea que tiene asignados cuatro solares, concedidos por el conde de Castilla, Sancho García”.

                             Imagen de hace unos años, de la Fuente de la Aurora y el Teatro Municipal. En la actualidad, la calle ha sido peatonalizada

En 1404, Reinosa, ya es reconocida como centro de un mercado, y poco después, como cabeza de la Merindad de Campoo. En la parte final de la Edad Media, recibe dos importantes visitas reales.

Por un lado, el príncipe Don Juan, en 1497, llega a la localidad para encontrarse con su prometida, Margarita de Austria. No se sabe si solo para prometerse, o si también se casaron allí,  y se alojaron en el edificio conocido como Casa de las Princesas, hoy en vías de rehabilitación.


Por otro lado, también se alojó en Reinosa, Carlos V, quien pasó en 1517, a su vuelta de Flandes, y aquejado de una enfermedad, se recuperó en la casa del fundador del convento de San Francisco.

Además, de otros edificios singulares, como La Casona


las Casas de Pano, de Cossio, etc.




 La Iglesia de San Sebastián


 y la plaza del Ayuntamiento son dignos verse, formando esta, la parte más antigua de la localidad.


Una visita obligada es a la cafetería Vejo, famosa por sus Pantortillas, típicas de la localidad, y también al bar El Almacén, que junto a La Casona, en la calle Real, nos permitirá asistir a sus eventos culturales y a su fenomenal ambiente.

El rio Ebro, la atraviesa , y antes se salir de la localidad, recibe el aporte hidráulico de su primer afluente: el Hijar.


  
El Nacimiento del Rio Ebro, se localiza a 7 kilómetros de Reinosa, en la localidad de Fontibre.


Detrás del pueblo, en una hondonada, encontramos como, alrededor de un pilar que sostiene una imagen de la Virgen del Pilar, donada a la localidad, por el Ayuntamiento de Zaragoza, brota de alguna oquedad, y del propio suelo, el agua que formará el rio más largo de España.
 
El castillo de Argueso, está situado en la localidad del mismo nombre, a pocos kilómetros de Fontibre.


El Castillo de San Vicente, que es su nombre real, es una fortificación medieval, que fue declarada Bien de Interés Cultural, en 1983.

El nombre le viene, por que originalmente, en el lugar había una ermita con esa advocación, así como una necrópolis de los siglos IX y X, cuyos restos pueden verse en el patio de armas del castillo.

Al principio, era una torre de vigilancia, la de la derecha, construida en el siglo XIII, y después, en el siglo XIV, se construye la de la izquierda, girada sobre su eje con respecto a la otra, para no interferir en la vista del entorno. Ya en el siglo XV, se añadió el cuerpo que unió las dos torres, y se cerró con la muralla.


Pertenecía a la Casa de la Vega, pero por el matrimonio de doña Leonor de la Vega, con Diego Hurtado de Mendoza, paso al señorío de los Mendoza.


Tras una remodelación, tanto interior como exterior, realizada por artesanos de la zona, en 1999 se abre al público, siendo infinidad de personas las que lo han visitado, además se ha convertido en  centro cultural, en donde se realizan conciertos, exposiciones y otros eventos.


Juliobriga, en la localidad de El Retortillo, a escasos kilómetros de Reinosa, y cuya traducción quiere decir: “Ciudad fortificada de Julio”. Fue la ciudad más importante de las 9 fundadas en Cantabria, por los romanos. Tenía acceso al mar, hasta Portus Victoriae Juliobrigensium , actual Santander.


Fue fundada por la IV Legión Macedónica, entre los años 15 a 13 a. C., al final de las guerras cántabras, posiblemente sobre un castro cántabro, es la más importante de las 9 ciudades que los romanos construyeron en Cantabria. De allí partía una calzada romana, cuyos restos se pueden ver, que llevaba a Pisoraca,  actual Cervera de Pisuerga, Portus Blendium, hoy Suances, y la citada Portus Vctoriae juliobrigensium, Santander.


Las excavaciones, solo han aflorado algunos restos, y el hecho de que sean terrenos privados, es lo que ha dificultado que se hicieran más prospecciones que, a buen seguro, nos mostrarían toda la grandeza de esta importante urbe romana.

La iglesia de Santa María del Retortillo, se edificó sobre otra del siglo XII, y está situada sobre los restos romanos y rodeada por ellos.  



Mucho más moderna es la estación de Esquí de Alto Campoo, que fundada a últimos de los  años cincuenta, junto al poblado de Brañavieja que, en 2012, tenía censados 19 habitantes.


Pero, a pesar de sus modernas instalaciones, y de ser Diciembre, la falta de nieve no es algo que la tecnología actual pueda solucionar.





Y como prueba de ello, este es el muñeco que pudo hacer mi hija, con prácticamente toda la nieve que había en la estación.



TEXTO: José Casado (Josamez)
IMÁGENES: José Casado y Olga Pérez
DOCUMENTACIÓN: Wikipedia




jueves, 13 de octubre de 2016

EL MONASTERIO DE PIEDRA

La provincia de Zaragoza, atesora uno de los lugares más visitados y más mágico de España. El río Piedra, la orografía del lugar, y en parte, la mano del hombre, han conformado un paraje con unos rincones de una belleza sobrecogedora.

El lugar, se desarrolla alrededor del Monasterio Cisterciense, fundado en 1194, por doce monjes llegados del Monasterio de Poblet.
Las obras del monasterio, se iniciaron en 1203, y en 1218, estaban lo suficientemente terminadas, para que se alojaran allí los monjes, que hasta entonces, se alojaban en las ruinas del viejo castillo de Piedra Vieja. El 16 de diciembre de 1218, se hizo la ceremonia de traslado de la comunidad.


Como curiosidad, decir que, en el monasterio, se realizó, por primera vez en España, la creación del chocolate, como lo tomamos hoy en día. Hasta entonces, era una bebida muy amarga, y aquí se le añadió el azúcar, habiendo llegado hasta nuestros días en ese formato.
De la antigua iglesia, solo quedan algunos restos, pero en el interior del convento, se conservan la magnífica Sala Capitular, el Claustro, las escaleras, etc.

Hasta 1835, fue un Real Patronato, hasta su tercera desamortización: el Decreto de Mendizábal, quien lo administró. Maria Cristina de Borbón, firmó la disolución de las ordenes masculinas y la desamortización de los bienes eclesiásticos.

En 1843, los edificios fueron subastados y adquiridos por Pablo Muntadas Campeny, por 1.250.000 reales.

Don Federico Muntadas, hijo del propietario, no teniendo interés en los negocios familiares, transformó la huerta del monasterio en unos jardines paisajistas, y las dependencias conventuales, en una instalación hotelera e hidroterápica, a lo que añadió la construcción de una piscifactoría, pionera en España.

Fue declarado Paraje Pintoresco Nacional, el 28 de diciembre de 1945, y como Monumento Nacional el 16 de febrero de 1983. El 27 de enero de 2010, es declarado Jardín Histórico.

Gracias al río Piedra, y la erosión de las calizas de la zona, se conformó un entorno de cascadas, lagos y grutas, que, gracias a senderos y escaleras, permite a los visitantes, contemplar este paraje singular.

Diversas cascadas, como El Baño de Diana.


 
Y otras, de diferentes formas y tamaños.




La Cola de Caballo, con sus 50 metros de caída libre, es la más espectacular. En esta cascada, se desciende desde su parte más alta, hasta el pie, por medio de una angosta escalera, escavada en la pared, junto a la propia cascada.


 También posee una piscifactoría, que fue pionera en España.


Uno de los lugares más bellos del lugar, es el Lago del Espejo, situado en la parte más baja del paraje. Además de los enormes peces que nadan en sus claras aguas, el paisaje se refleja en la superficie, dándole nombre.






TEXTO: José Casado (JOSAMEZ)
IMÁGENES: José Casado y Olga Perez

DOCUMENTACION: Wikipedia,

martes, 13 de septiembre de 2016

EL ENEBRAL DE HORNUEZ

En la provincia de Segovia, en la zona limítrofe con Soria, y cerca de la localidad de Moral de Hornuez, encontramos el mejor cuidado y más antiguo bosque de Sabina Albar de España.

La denominación Sabina, es la acepción castellana para denominar al Enebro. Aunque pertenecientes a la misma familia: Juniperus, no son iguales, ya que el enebro, tiene hojas que pinchan, y no así la Sabina.


Este bosque, es conocido también, como El Bosque de los Milagros, ya que cuenta la leyenda, que una tarde otoño, de 1243, unos pastores trashumantes, que bajaban con sus ovejas merinas, hacia Extremadura, decidieron parar en el bosque, y junto a una sabina, intentaron hacer fuego. 

Tras vanos intentos, se dieron cuenta que, desde lo alto del árbol, la Virgen, materializada en una talla,  se lo impedía emitiendo rayos. A partir de este suceso, se la denominó Virgen del Milagro de Hornuez, erigiéndose allí mismo, una ermita.


Sin embargo, y a pesar de lo milagroso del lugar, el 3 de octubre de 1913, alguien fue poco cuidadoso con las lámparas votivas, y un gran incendio, convirtió en cenizas, tanto la ermita, como la talla de la virgen, siendo inevitable, construir una nueva ermita, que es la que hoy podemos ver, así como otra imagen de la virgen.


La ermita, está ubicada a la entrada del sabinar, en el podemos observar algunos ejemplares centenarios.

La romería, se celebra el primer domingo de mayo, congregándose gran cantidad de devotos de la virgen, tal y como podemos ver en la imagen publicada por El Norte de Castilla.



En 2010, un vendaval derribó al, posiblemente, ejemplar más espectacular, tal como podemos observar por el tocón, que quedó frente a la ermita.



Hoy en día, el sabinar, está dentro del Área Recreativa Moral de Hornuez, que cuenta con área de juegos, mesas, barbacoas, fuente y dos estanques, aunque, debido a lo solitario del lugar, todo está un tanto deteriorado.

TEXTO: José Casado (JOSAMEZ)
IMAGENES: José Casado y Olga Perez
IMAGEN DE LA ROMERIA: elnortedecastilla.es (ICAL)

DOCUMENTACIÓN: Andrés Campos(Elpais.com), Wikipedia, elblogmifamiliyotrosanimales.com